martes, 22 de julio de 2008

F.A.C.E.
(Federación de Asociaciones Católicas de Empleados)


Cuando monseñor de Andrea fundó la F.A.C.E. era un sacerdote maduro, experimentado en la acción social de la Iglesia, reconocido dentro y fuera del país y que se desempeñaba como párroco de la Iglesia de San Miguel Arcángel desde hacía diez años.
En noviembre de 1922 realizó las primeras reuniones de empleadas en la cripta y en la sala parroquial. El 31 de marzo del año siguiente, con las socias y las cinco presidentas de las Asociaciones, constituyó oficialmente el organismo federado que, un mes después, el 1º de abril, día de Pascua de Resurrección, inauguraría su primera sede en Suipacha 252 1º piso.
A partir de ese momento la institución fue convocando a un número de asociadas y por ello debió trasladarse a nuevos locales: en 1925, a un piso del edificio de la Liga Argentina de Damas Católicas, en Montevideo 850 y, en 1929, a un tercero, cedido por la Municipalidad, en Corrientes 441 que contaba con un despacho para de Andrea, un oratorio consagrado a Santa Teresita, biblioteca, un par de habitaciones cada dos gremios y el primer comedor económico. Las socias activas eran entonces 3.845, distribuidas en doce Asociaciones y su primer objetivo en el programa social era la adquisición de la Casa de la Empleada.

La Casa y el Día de la Empleada

En el año 1932 la Federación logró cumplir el premier objetivo del programa social, inaugurar el edificio de la sede social en Sarmiento 1272y, con ello, materializar un sueño y presencia en la cuidad.
Solo dos años llevó la construcción, entre el 30 de noviembre de 1930 y el 3 de diciembre de 1932. El terreno, transferido por la Unión Popular Católica Argentina por $200.000 con escritura pública de dominio, curiosamente, era uno de los productos de la Gran Colecta de 1919 organizada por monseñor de Andrea.
Abundaron los comentarios sobre la sede que reúne todas las exigencias del confort moderno, un verdadero palacio, una casa espléndida y el hecho se anunció con 20.000 volantes distribuidos en puntos estratégicos de la ciudad.



El proyecto del edificio fue realizado por los Arquitectos Gallardo y Cuomo y los constructores Erausquin y Sammartino estuvieron a cargo de la obra.
Como tema arquitectónico, mutual de empleadas con espacios para la asistencia espiritual 8capilla en el subsuelo), salón de reuniones (planta baja), pisos para los gremios y la administración (primero y segundo), atención médica (consultorios en el tercer piso), biblioteca (cuarto piso) y residencia para la comunidad de las religiosas a cargo de la capilla (en el quinto), fue una variante, en el contexto de los nuevos programas que surgían en la época. La construcción en altura, de incipiente desarrollo todavía, proveyó el equilibrio entre intervención y rendimiento y la tendencia Meaux Arts, con sus pautas ornamentales y composición ordenada, le otorgó el prestigio social.


La “bandera viviente” (mujeres vestidas de celeste y blanco que encabezaban la marcha) desfilando por Avenida de Mayo en el acto de celebración pública de la inauguración de la Casa de la Empleada en 1932.

Institución del Día de la Empleada

Desde 1925 la Federación celebró internamente su nacimiento en la Semana de la Empleada, la segunda de cada mes de agosto, con un festival, una campaña para la conscripción de socias y entrega de medallas para las dos que lograra presentar el mayor número de afiliadas. A instancias de Monseñor, en 1935, las afiliadas debieron fijar el Día de la Empleada, eligiendo el 5 de julio para celebrarlo públicamente, en gesto de reconocimiento al fundador, por ser la fecha de su natalicio.
El 5 de julio de 1935 tuvo lugar la primera manifestación pública del Día de la Empleada que proyectó la existencia de la F.A.C.E. en el ámbito de la ciudad. En el Día de la Empleada los participantes del festejo se concentraban en la sede a temprana hora. Organizados en columnas recorrían Talcahuano y avenida de Mayo hasta llegar a Plaza del Congreso, donde celebraban una misa de campaña y pronunciaban discursos.
Tal manifestación conjugaba actores y valores de índole femenina-religiosa-patriótica-gremial. Fueron estas representaciones entretejidas de símbolos y de hechos estimulantes de los sentidos, verdaderos “cuadros vivos” que proyectaban a la mujer trabajadora en el ámbito comunitario y dibujaban el perfil de la F.A.C.E. en la urdimbre ciudadana.
Los Gremios y asociadas trabajaban es sus actividades con el fin de obtener beneficios, en muchos casos de sus mismos patrones o dueños de empresas. Ferrocarriles del Estado, por ejemplo, contribuyó reduciendo el precio de los pasajes para las veraneantes; construyó un apeadero frente a la finca de Cosquín y reincorporó a cincuenta y seis empleadas que había dejado cesantes. Unas de las cuantas actividades que se realizaban eran sobre comedias, música, conciertos, etc.

























Filiales


La repercusión de la F.A.C.E. y la necesidad de agremiarse condujo a la formación de Filiales en todo el país, organizadas sobre las mismas bases y principios de los gremios, con un asesor eclesiástico y la correspondiente Comisión Directiva.
La F.A.C.E. cuenta en la actualidad con Filiales en las provincias de. Buenos Aires (Azul, Bahía Blanca, Bernal, Chivilcoy, Mercedes, Morón, Pehuajó, Quilmes, y Tandil); Córdoba (Córdoba, Río Cuarto y Villa Dolores); Corrientes (Goya); Entre ríos (Concordia, Gualeguaychú y Paraná); Mendoza (Mendoza); Neuquén (Neuquén); San Juan (San Juan); San Luis (Villa Mercedes); Santa Fe (Santa Fe); Salta (Salta) y Tucumán (San Miguel de Tucumán).

Servicios mutuales
En junio de 1923 monseñor de Andrea anunció los cursos semanales de Ética Social Cristiana, antecedente de los culturales que hasta hoy brinda la F.A.C.E.
El traslado de la Casa social favoreció la actividad de manera tal que, en 1933, las socias podían optar por tomar lecciones gratuitas de piano, violín, guitarra, teoría y solfeo, declamación, taquigrafía, redacción comercial, contabilidad, mecanografía, corte y confección. En 1939 se tuvieron que trasladar a una propiedad en Cangallo 1279 que, refaccionada, albergó la academia F.A.C.E. y en 1954 igual.
Con el tiempo que transcurría los cursos de la Academia fueron adaptándose a las nuevas épocas de tal manera que, actualmente, incluyeron los de computación en salas equipadas y con una PC por alumno.
En 1938 se aprobó el Seguro o Caja de Previsión Social F.A.C.E, propuesto en 1935 por la tesorera Ernestina Herrera, destinado a la ayuda de los familiares de las socias fallecidas. Asimismo, para las que carecían de comodidad en sus hogares, el departamento de baños en el que, con una mínima tarifa, podían tomar baños de inmersión o de ducha, Fríos o calientes, que comprendían jabón y toalla o el de descanso en cómodas reposeras para las empleadas que vivían en lugares alejados.
Desde 1929 funcionó el comedor económico, servicio que fue deficitario para la Institución, hasta que dejó de ofrecerse cuando la crítica situación del país hizo imposible su supervivencia.
Con la mudanza de la F.A.C.E. a la sede social el comedor prestó su servicio en el salón a l que acudían diariamente, en 1944, 1.200 comensales e igual número en el que se construyó en el Hogar de Cangallo en el presente conocido como FACE-Fast Food.
Se creo el Consultorio Jurídico, en 1948 que, desde su inauguración, brinda asesoramiento legal gratuito a las empleadas. También se crearon los Consultorios médicos el 22 de abril de 1923.
Esta prestación fue transformada, en 1945, en mutualidad médica, implementándose el servicio de consultas a domicilio y, en 1964, el convenio para internación en un sanatorio. Actualmente los consultorios brindan atención sin cargo a las asociadas, con aranceles reducidos a particulares.
No nos olvidemos de la biblioteca, que ahora estaría cumpliendo 86 años.
Otra actividad cultural, promovida ésta en 1939 y que perduró hasta 1982, fue la de las Tardes de Cine. El éxito alcanzado con tales funciones para las que se contó, en principio, con modernas máquinas alemanas y que, ya obsoletas en 1960, fueron reemplazadas por las de proyección panorámica de Cinemascope, condujo en 1957 al acondicionamiento de la sala con trescientas butacas.
La F.A.C.E. tuvo muchas cedes y asociados que los seguían y apoyaban, hoy en el 2008, en las sede de Buenos Aires, ya no es lo que era antes, el primer piso se dividió para la demostración y recorrido de la misma. Los Consultorios siguen funcionando adecuadamente a lo que se respecta en la actualidad.
El piso donde albergaban monjas o personas influyentes de la federación está en reparación, la capilla sigue en pie, incluso hay un museo donde podemos observar la vestimenta del monseñor de Andrea que usaba en aquellos tiempos.
La sala de cine o teatro se suele alquilar para aquellas asociaciones o personas que lo soliciten para proyectar su información o lo que tuviesen que hablar.
Hay un museo en camino, por lo que podemos resaltar y no esta mal decirlo es que las cosas que se utilizaban en aquellos tiempos para, por ejemplo, medicina, mecanografía (máquina de escribir), etc. Las actividades culturales se siguen realizando, yoga, etc.
Monseñor Miguel de Andrea no solo fundó la F.A.C.E., sino que al mismo tiempo fundó un refugio para las mujeres trabajadoras de esa época y esta también.




Agradecemos a F.A.C.E por ofrecernos un recorrido exclusivo por todo su edificio mostrándonos apariencias y utilidades que se usaban en aquellos tiempos.
También la gentil ayuda por prestarnos información e imágenes del tema a tratar y la satisfactoria bienvenida al llegar al establecimiento.
Sin más que decir los saludan de la Escuela Monseñor Miguel de Andrea D.E. 3 (Comercial Nº 34) los alumnos:

Marchettich, Pablo Federico;
Lía, Franco;
Gabriel, Campos.



5 comentarios:

Daiana dijo...

Hola chicos bueno su blod esta quedando bueno..solo ponganle ganas y siganlo no lo dejen tirado.....
saludos


day, Noe , Chechu y Samy

María Luciana dijo...

Viví tres años es la recidencia de la FACE. La verdad, no me fui antes x q no me dab el presupuesto, pero el edificio está en muy mals condiciones, se cortan el gas, la luz y el agua periodicamente y las instalaciones eléctricas son mas o menos e cuando lo inauguraron...Una vergüenza

harta de cortes de luz en Almagro dijo...

Soy historiadora, profesora en la Universidad Católica, y me pareció interesante los materiales publicados, además de valiosos desde el punto de vista documental. Me gustaría ponerme en contacto con usted.
Dra. Miranda Lida
lidamirand@gmail.com

Jorge Ramiro dijo...

Yo también soy historiador, y es muy buena la calidad de las publicaciones. Desde mi Casa en alquiler Montevideo, estoy haciendo una investigación y por eso me es de gran utilidad los artículos publicados aqui

Graciela M. Gabbin y Gimigliano dijo...

En Mar del Plata tenemos una hermosa plazoleta (lamentablemente muy descuidada) frente a las playas del Complejo Punta Mogotes, Frente a los balnearios 5 Y 6 (cincuenta metros más arriba el Hotel Santa Teresita). Alli hay un pilar y en el una placa de granito dedicada por la gente de FACE al Monseñor de Andrea ( 1922-1962. En el pasto hay una placa de cemento de 1 metro por 1 metro) con la sigla FACE. Sería muy bueno que dado el valor humano de este hombre la restauren y conserven.